Piden más lugares con acceso a mascotas pero libres de niños: stopniñofobia

Piden más lugares con acceso a mascotas pero libres de niños: stopniñofobia

Esta semana se un suceso en twitter donde un tipo de lo más “educado” tuiteó: “No entiendo la lógica detrás de llevar a los niños al súper, papás why?

 

Twitter ardió con respuestas repudiando el comentario y otras a favor. El tipo siguió tuiteando pura cosa nefasta acerca de los niños en los espacios públicos pero exigiendo a una cafetería que debería ser “pet-friendly” para que él y su mascota puedan tomar café en la comodidad de los sillones.

No es que yo no ame a los animales, por el contrario, me parece bien que haya lugares amigables con los animales porque una cosa no está peleada con la otra , pero parfavaaar, nunca ni en sueños imaginé que se abogara por más espacios donde se incluyeran a mascotas pero libres de niños. Eso es discriminación por donde se vea.

Entiendo que no todos los lugares son para niños, ni todas las situaciones ameritan que vayamos con niños. Ejemplo: si veo que mi niño ya está cansado y son las 9 pm, no voy a llevarlo al supermercado, no porque pueda molestar a la gente, es porque NO quiero molestarlo a ÉL, a mi hijo que seguramente la va a pasar mal por lo cansado que está y terminaríamos con un mal rato.

Pero por dios, los niños son niños en cualquier lugar, van a gritar, a reír fuerte, a llorar a correr, y de verdad me impresiona la poca tolerancia que tienen los adultos en ver comportarse a un niño como tal. ¿O esperan que sean la versión idéntica de un muñeco de juguetería? también los adultos fuimos niños, lo que pasa es que se nos olvida y pasamos del adulto maduro, al adulto egocéntrico.

La culpa no es de los niños

Es de los adultos que les estamos prohibiendo entrada a lugares tan comunes como un supermercado (no estamos hablando de la entrada a la ópera), al cine aun cuando son películas para niños (porque no hay caso que lleves a un pequeño a ver Terminator 4, la venganza), al avión (cuando tu exiges llevar a tu mascota) y no te das cuenta que en el futuro, al que podrían impedirle la entrada a esos lugares es a ti.

Me he encontrado con adultos que hacen más berrinches que los niños, que incomodan más y que molestan más que los pequeños que sólo se comportan como niños porque aun no llegan a la etapa de madurez, que según tú, ya posees pero se nota por donde se vea que no fuiste criado en el respeto.

Ni toda la libertad, ni toda la opresión

Tampoco podemos dejar que nuestros chiquitines hagan y deshagan a su antojo porque entonces estaríamos educando fuera del respeto por los demás y sin límites. Sé que si mi hijo corre en un lugar público donde puede ponerse y poner a los demás en peligro, así que opto por no llevarlo o le explico la situación, y a mi juicio, al no llevarlo sólo lo estaría aislando, mejor le explico y mantengo el ojo pegado en él.

Debemos ir fomentando en nuestros hijos el significado de la prudencia, por ejemplo, en un hotel, en un restaurante o en un lugar público, aunque muchas veces será inevitable “controlar” su comportamiento, pero es que son niños y ese no es un problema, el problema es la poca paciencia en los demás.

Y claro que entiendo que los demás no tienen por qué soportar a un niño llorar, pero hey! si alguien ve a un adulto llorar, se sensibilizan y ofrecen ayuda y confort, porqué no hacerlo también con los niños? de hecho, ellos necesitan más compresión y empatía.

Como dije, hay lugares que no son aptos para niños y creo que por respeto a nuestros hijos y los demás, es que no voy a llevarlo a un lugar donde sé que solamente habrá adultos y ningún espacio para niños donde pueda estar y mucho menos fuera de sus rutinas de sueño, pero el hecho de no llevarlo a super, ya estamos hablando de aislarlos del mundo tan sólo por no molestar al adulto egocéntrico, que dicho sea de paso, su deseo de posar y aparentar lo “cool” que es por llevar a su mascota a todos lados, lo hace más aniñado e inmaduro que cualquier niño en este mundo.

Stop niñofobia

Respeto si no quieres hijos, es totalmente válido y yo diría hasta responsable. También respeto que no te gusten, no estás obligado a que te gusten y les hagas fiestas si ves uno a tu lado, pero porfa, eso no te da el derecho de discriminar y horrorizarte si un niño llora o grita, ríe o corre y mucho menos de querer prohibir la entrada a espacios públicos, señalando a los padres como si fuéramos un bicho raro.

 

Mi hijo te respetará en la manera que tú lo respetes y eso lo podrás comprobar cuando seas adulto mayor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s