6 cosas por las que ser mamá es la onda

6 cosas por las que ser mamá es la onda

No es fácil ser mamá. De entre todas las las profesiones del mundo, creo que la de ser mamá, es una de las más complicadas, extenuantes, exigentes, mal pagadas y angustiantes que pueda existir (drama 😅). Pero como todo en la vida, queridas, también tiene cosas increíblemente maravillosas y demasiado divertidas como para no disfrutarla.

Por eso les comparto 6 cosas por las que ser mamá es la onda, la mera neta, lo más maravilloso del mundo mundial. 😜

Sabes que hay una personita que te ama sin condiciones: Creo que no hay nadie en este mundo que nos ame ciegamente que nuestros hijos. Ellos no saben de condiciones, no ven prejuicios, no les importa si la ropa es de marca o no, si tenemos un gran carro o una enorme casa, tan sólo quieren pasar el tiempo con nosotras y nos aman, así de simple y divino. Y lo mejor es que cuando cometemos algún error, ellos no lo toman personal y nos siguen amando igual (lágrima remi) 😭

Aprendemos a ser mejores personas: Pienso yo que la maternidad incomoda, impulsa y transforma. Si somos lo suficientemente conscientes de que hay cosas que podemos mejorar, podemos llevar una maternidad comprometida y amorosa. Ellos nos impulsan a informarnos, a no quedarnos con viejas ideas o con dudas, nos enseñan a seguir nuestros instintos maternales y nos transforma cada día a ser mejores mamás, a rectificar errores, a perdonar, a ser justas, a superar miedos, a amar más, a pedir perdón, a cuestionar y no quedarnos con lo que ya sabemos. Porque cuando somos mamás, nunca dejamos de aprender.

Desarrollamos habilidades que no creíamos tener: como madre siempre estamos pendientes de que todo alrededor funcione bien y si eso significa que tengo que meterme en la cocina cuando antes no me gustaba, pues lo haré. Adquirimos habilidades de enfermera, administradora, chofer, maestra, psicóloga, inventa cuentos y un montón de cosas más. Yo no creía que me gustara la cocina, pero ahora, me encanta hacer repostería e involucrar a Mateo en el proceso.

No nos dejan caer: cuando tenemos una situación complicada de la que quizás nos cueste mucho salir, o tuvimos un mal día, ellos nos dan las fuerzas que necesitamos. Tan sólo ver su carita tierna, la sonrisa que nos dan, la alegría con la que nos reciben, ya sentimos que podemos con todo. Nos inspiran a salir del momento desagradable, porque sabemos que ellos nos tienen a nosotras, somos su pilar y el pilar debe estar sano y fuerte. Créanme, ellos son la mejor medicina para sanar.

Volvemos a ser niñas: Esta me encanta porque nunca debemos de perder la conexión con nuestra niña interior, pero a veces, la vida de adultos nos orilla a perder esa chispa y ellos están para recordárnosla. Podemos jugar en el parque con ellos, a reír de sus simplezas y de cada cosa que sacan de su mente inocente. A veces mi hijo me hace tanto reír con sus ocurrencias que me encanta. Es tener risoterapia en casa.

Nos enseñan a ser agradecidas: agradecer por tener comida, un techo, agua, por las cosas que creemos más simples pero que otros no tienen. Ser mamá nos concientiza a tener gratitud por las cosas y las personas.

Como ven, ser mamá es súper divertido, claro que implica retos (para mí, uno de los mayores que he tenido) e impulsa a siempre querer hacerlo mejor cada día.

Date un aplauso porque eres la mejor mamá para tus hijos. De eso no tengas duda.

💋💋 Yery

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s