Mamás en casa: 5 cosas que nunca debemos decirles

Ya saben que soy mamá en casa y que lo elegí así para criar y cuidar a Mateo. ¿Fue fácil tomar esa decisión? Sí lo fue, pero no en la práctica. Y es que cuando somos mamás, las decisiones sobre el bienestar de nuestra familia, nunca son fáciles como uno las imagina. Siempre estamos en búsqueda de darles lo mejor de nosotras, aunque eso implique muchas veces, pasar sobre nuestros deseos. Y créanme que escuchar comentarios desatinados sobre una mami que ha elegido quedarse en casa, no hace las cosas más fáciles.

De por sí la maternidad inherentemente trae consigo culpas, remordimientos, dudas, miedos, como para que personas con poco tacto (o mucha ignorancia) generen comentarios desagradables que pueden lastimar a una mamá que hace todo lo mejor que cree para su familia. Por eso aquí expongo 5 cosas que nunca de los nuncas, debemos decirle a una mamá que elige quedarse en casa:

¿Eres mamá en casa? Entonces tendrás mucho tiempo

Este… no. No tengo mucho tiempo, ni todo el tiempo del mundo para hacer lo que me plazca. Si lo tuviera, no tendría estas ojeras de oso panda, porque seguro dormiría a mi placer. Las mamis sabemos cuáles son nuestras dinámicas familiares y lo que cuesta poder “hacer cosas” con los hijos y más si son pequeños. Nuestro tiempo no está a disposición de nadie por el hecho de habernos quedado en casa.

¿De qué estás cansada si todo el día estás en casa?

ama de casaError típico de las personas que ignoran lo que significa mantener en pie una casa, una familia y a una misma. Me parece que este es uno de los peores comentarios que nos pueden decir. Les cuento abiertamente que nunca había sentido tanto cansancio en mi vida desde que soy mamá. Ningún jefe anterior ha sido tan demandante como mi hijo, aunado a todo eso, ordenar una casa, mantenerla limpia, hacer filas con un niño de dos años, regresar a casa a cocinar, después lavar platos, jugar un rato con él para después terminar pendientes, es una cosa que agota. Ni hablar de las siestas que quisiéramos o pudiéramos tomar, a veces definitivamente, no se puede.

¿No te aburres en tu casa?

Pregunto: ¿tú que estás leyendo este texto, te aburres en tu casa? Quizás puede llegar a ser aburrida la monotonía y la rutina, si es así podemos hacer cambios, pero me parece que con niños en casa, siempre hay algo que le da un giro diferente al día . Son tan impredecibles, que aunque tengamos horarios y rutinas, siempre hay algo que no sale bien o que sale fuera de lo ordinario. En mi casa no somos mucho de horarios, pero sí tenemos algunas cosas que las hacemos casi siempre a la misma hora, sin embargo, siempre tengo cosas que hacer, siempre hay algo que sale o que falta. Neta, un día los invito a mi casa a pasar un día con un toddler, una pila de ropa por lavar, platos y platos que nunca se acaban, no tener idea de qué cocinar, mientras trato de mantener mi pelo y la moral arriba.

 

Las mamás que se quedan en casa son mantenidas

face-you-make-robert-downey-jr

Qué chocante es eso. Escuchar comentarios y ver publicaciones donde se denigra el trabajo en casa, me da sarpullido. Porque una cosa es verdad, el trabajo en casa no se reconoce, es una labor opacada, no valorada y encima de todo, entre mujeres nos llamamos mantenidas, ¡muy mal! Cada familia elige quién será proveedor monetario, porque un miembro de la familia puede ser proveedor de muchas maneras, la cuestión aquí, es que se le da tanto valor al dinero, que si no lo generas, no eres nadie. Así que señoras y señores, no es bonito que nos llamemos mantenidas; hacemos una gran labor en casa que, lamentablemente, no tiene retribución económica. Mejor aplaudan todo lo que hacemos para proveer de amor, cuidados, limpieza, organización y administración a la familia.

Quedarse en casa no representa ningún desafío

Cuando yo decidí quedarme en casa, tenía plena conciencia de que no sería fácil, pero la realidad me pegó en la cara. Todos los días representa para mí un gran desafío ser mamá full time, porque siendo una mujer profesionista, que había estado acostumbrada a salir a trabajar a oficina, pagarse sus cosas, sus gustos, ahorrar, conocer gente, salir, tomarse unos tragos, y que de pronto todo eso cambió drásticamente, es una cosa difícil de asimilar. Por nada del mundo volvería a trabajar en horario de oficina (ya lo intenté y no me fue nada bien), pero eso no significa que en ocasiones no añore estar entre adultos, hablando el mismo lenguaje. Elegir, no siempre fue fácil.

 

Y por último les digo: si ustedes, mamis, aún tienen sueños, proyectos que sienten con todo el corazón que las haría más felices, entonces háganlos, siempre es bueno tener otras actividades que sean para nosotras y por nosotras. Puede ser complicado armar un negocio a la par de ser mamá pero no es imposible, para nada imposible.

Nadie vale más que nadie, ni una mamá que se queda en casa, ni una que sale a trabajar. Todas hacemos lo mejor que podemos para nuestra familia. Así que en vez de juzgarnos, mejor nos acompañamos y nos apoyamos con tips, recomendaciones y aplausos que aligeren el hermoso pero siempre pesado camino de la maternidad.

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Erika Lerma

    Yo también soy del club de mamis que se quedan en casa. Y me ha tocado escuchar de todo. La verdad es que yo considero que la esencia es querer hacer bien las cosas. Y las mamás que decidimos quedarnos en casa lo hacemos con la firme convicción de hacerlo lo mejor posible. Así que al igual que los que salen a trabajar fuera tenemos mucho trabajo, estrés y tareas. Ahora lo primordial es que nos toca como siempre aprender a respetar a los demás. Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s