¿Qué son los abuelos?

Hace unos días perdí a mi abuelito materno, y eso me hizo reflexionar sobre la gran figura de los abuelos en la vida de los nietos. Por eso hoy, decidí escribir un post dedicado a mi abue y a todos los abues del mundo.

Él era un gran hombre, ser humano y un ejemplo en todos los sentidos; al menos a mis ojos. Siempre trabajador, dio toda su vida a la empresa que amó tanto. Siempre alegre, siempre contento de tener a toda la familia reunida, porque él hasta el final de sus días, amaba tener casa llena. Yo recuerdo los domingos en su casa, con mi abuelita, mi mamá, mis hermanos, tíos, primos, siempre reunidos. El domingo sin ir a casa de mis abues, no era un domingo normal. Mi abuelito siempre me daba $20 pesos de domingo, bueno a todos sus nietos. Nunca fallaba. Nos llevaba a pasear, a “pueblear”, y yo realmente no recuerdo haberlo visto cabizbajo, siempre tenía una respuesta positiva a todo. Le encantaba la lectura, criticar al gobierno opresor (ahora entiendo por qué yo soy igual :P) y leer el periódico después de haber ido a correr. El olor a café de olla recién hecho por él y que invadía toda su casa, era una de las cosas más deliciosas de la vida. Cafetero de corazón igualito que yo.

Cómo recuerdo esas reuniones bailando, festejando a la familia, porque él siempre decía que la familia era antes que todo, que siempre debía permanecer unida, y así ha sido hasta ahora. Ahora los nietos nos hemos convertido en padres y los valores familiares y de ayuda al prójimo, los dejó de legado, de herencia; así mi abuelito permanecerá en el tiempo, a través de nosotros y sus bisnietos.

Por eso los abuelos son un privilegio para nosotros los nietos, y nuestros padres para nuestros hijos. Por fortuna, mi hijo aún tiene a sus 4 abuelitos. Siempre hay un abuelo del que somos más apegados, pero todos tienen algo que enseñarnos: sus experiencias, toda su sabiduría adquirida a lo largo de sus años.

Los abuelos son aquellos a los que acudimos cuando no queremos hacerlo con nuestros padres, nos secan las lágrimas y nos dan risas y dulces. Los abuelos nos narran sus tremendas e interesantes historias que nos gusta escuchar una y mil veces, nos dan consejos del tipo: “más sabe el diablo por viejo que por diablo” y qué gran verdad. Los abuelos nos enseñan a disfrutar la verdadera razón de la existencia: vivir. Recuerdo que mi abuelo nos levantaba temprano para salir al llano que estaba atrás de la casa, para correr y atrapar grillos, después íbamos por pan o tamales para desayunar. ¡Cómo recuerdo eso con tanta alegría! ¡Qué afortunada fui!

Gracias, abuelito, gracias por tantas experiencias, por tanto amor, por tantas enseñanzas. Siempre te quedarás aquí en mi corazón y en el corazón de tu bisnieto que te agarraba tu cabecita blanca. Tuve la dicha de que lo conocieras y él a ti. Gracias a todos los abuelos del mundo por estar presente con sus nietos. Gracias por la familia que tengo, gracias por tu gran legado.

“Un abuelo es una persona con plata en el pelo y oro en su corazón” Autor desconocido

Por Yery An

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s