Persona resiliente: claves para serlo

A lo largo de mis 34 años de vida, he aprendido tanto como he caído. No me arrepiento de nada, al contrario, cada error, cada acierto, cada decisión, me han traído aquí, a este lugar maravilloso, mágico, caótico, hermoso. La maternidad es la cosa más extraordinaria del mundo, definí mi camino y ahora sé a dónde voy. Ese aprendizaje se ha ido dando día a día, y no siempre las cosas se reconocen como son, es decir, detrás de cada situación, existe una razón. Nada en esta vida llega por casualidad, todo es por “causalidad” y orden del Universo.

Ser una persona resiliente, es encontrarle el lado positivo a las cosas; quizás no podemos darnos cuenta ahora pero con el tiempo, lograremos ver que que las cosas tuvieron que suceder así. A eso se le llama resiliencia, que es la capacidad de reponerse de situaciones difíciles y fortalecerse. ¿Cómo he llegado a ser una persona resiliente? Te lo comparto:

Esto también tiene solución:

Cuando el panorama se ha puesto difícil, pienso: ¿Qué es lo peor que podría pasar? Lo único que no se puede solucionar en esta vida, es la muerte, así que yo mañana podría pasar a un terreno espiritual y punto, se acabó. Disfruto lo que tengo hoy y suelto lo que no me sirve, sólo aprendo y me muevo.

No lo puedo controlar todo:

Hay cosas que podemos controlar. Te voy a poner un ejemplo: agendo una cita, pero si de pronto ocurre un evento que demora mi cita y que no está dentro de mis manos poder arreglarlo, entonces, no me lamento, lo que hago es decir: “así tuvo que pasar, llegaré tarde pero llegaré”. Antes me estresaba si por ejemplo, salía muy temprano de mi casa para irme a trabajar y me tocaba un tráfico terrible; me ponía de malas pensando en mi jefe, las mil cosas que tenía que hacer, el retraso en mis actividades, y luego pensaba: “de todos modos llegue temprano o no, el trabajo ahí estará”. Dejar que las cosas fluyan y tomen su curso, es parte importante para sentir paz emocional.

Confiar en la vida:

La vida tiene preparadas sorpresas incluso mejores que nuestros planes. Yo tenía un plan de vida estructurado, pero de pronto, un pequeñito llegó a este mundo a cambiarme toda la vida y re-ordenar mi mundo. Los planes cambian todo el tiempo, y he aprendido que siempre te llevan a un mejor lugar. Recuerda: no hay nada que no pase por algo, y ese algo es para bien.

He aprendido a ser asertiva:

La comunicación con el otro, crea empatía y esa empatía sirve para conocer lo que piensa la otra persona y lo que quiere. Aprender a comunicarnos correctamente siendo claros, expresando nuestra opinión sin ataques, son vías de comunicación. Es una habilidad social que se adquiere con el tiempo pero debemos estar conscientes de ello.

Dejar de pensar en el “hubiera”.

Una persona resiliente, se centra en el aquí y en el ahora, eso es fundamental para avanzar. “Ya lo pasado pasado” dice la canción, y no hay nada más verdadero que eso. Enfócate en cómo solucionar aquello que necesita tu atención y actúa. No te quedes con las ganas de hacer. Ya lo dice Alejandro Jodorowsy: “Entre hacer y no hacer, mejor haz, por lo menos, tendrás la experiencia”. Genio.

Aceptar críticas constructivas

No es fácil aceptar críticas sin sentirnos atacados. Abrir nuestra mente, es esencial para crecer. Si nadie nos dice lo que posiblemente podría mejorar, no sabremos si lo estamos haciendo bien. Claro, confiemos y tengamos fe en nosotros mismos, pero siempre es bueno que alguien más nos comparta su perspectiva. El lado del vaso que yo veo, no es el mismo que el otro ve.

Esto es lo que a mí me ha funcionado, pero cada uno de nosotros debemos hacer la tarea de mirar en nuestro interior para conocer nuestra alma y nuestra esencia. No puedo asegurar que soy una persona resiliente en toda la extensión de la palabra, sin embargo, sé que lo que expongo aquí, es lo que me ha llevado a transformar mi vida.

Antes de todo, acepta lo que eres y si quieres modificar algo, hazlo. Este mundo necesita de mejores personas, y sobre todo, personas con paz interior.

 

Foto tomada de la web


La información publicada en este sitio es de carácter estrictamente personal, por lo que no se ha concebido para satisfacer ninguna necesidad individual. Mis opiniones son basadas en mi experiencia y mis investigaciones. El contenido de este blog, es de mi total autoría, puede ser usado para fines varios, pero siempre mencionando la fuente original.

 

2 Comentarios

  1. De 2 Nombres

    Al leerte me sentía como si estuviera leyendo mi propia mente. Qué sensación tan fantástica encontrar personas que piensen como nosotros. Siempre he dicho lo mismo: “No existen las casualidades, sino las causalidades”. Todo tiene un propósito, un sentido, una razón. Lo único que hay que ser es paciente cuando no lo comprendemos. Con el tiempo se mostrará el motivo de todo. Me gustó mucho tu entrada. Gracias por compartirla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s