La hora más esperada: ¡Hora del baño!

Confieso que soy la más feliz porque a mi hijo el encanta meterse a la ducha. No he tenido problemas con la hora del baño y nunca ha llorado porque no quiere ducharse, al contrario, a él le encanta ese momento de juego junto con su padre. Desde que comienzo a quitarle sus ropas, se pone todo emocionado, brinca y salta como chapulín; ya adentro de la ducha, mi marido con toda calma lo comienza bañar. El jabón y shampoo Kleen Bebé Max, ambos con manzanilla y aloe veraque la marca me hizo llegar, ajustaron muy bien con el cabello y la piel de mi pequeño. Son realmente suaves para sus necesidades y al mismo tiempo, dejan un aroma delicioso al terminar el baño. El shampoo con manzanilla, mantiene el tono claro del cabello de mi hijo de manera natural y lo deja bien suavecito, además de ser un shampoo sin lagrimas, es decir, no irrita sus ojitos. El jabón es muy suave y hace la espuma necesaria para su limpieza. Mi marido disfruta mucho el momento del baño con nuestro niño porque con toda tranquilidad, mientras Mateo juega, mi marido lo enjabona, le coloca shampoo y los dos se divierten. Quizás por eso a mi hijo le gusta mucho. Desde que nació, en ocasiones lo bañábamos dentro de la regadera colocándolo en nuestro pecho, así se acostumbró a que el agua le cayera directamente a su cuerpecito, realmente lo disfruta.

Horadelbaño

Me parece que la hora del baño no tiene que ser un momento desagradable para los pequeñitos, como toda #mamápulpo, siempre estoy pendiente de que ese tipo de situaciones sean tranquilas y nadie sufra. Por eso aquí te comparto algunos consejitos que pueden ayudar a que nuestros retoños disfruten la hora del baño:

  1. No lo obligues: muchas veces por no querer batallar en explicarles que el baño es indispensable, se obliga a los pequeñitos a entrar a la ducha a gritos y jalones ,y al final todos terminan estresados. Si no tiene el hábito, comienza por definir una hora para el baño y hazlo de manera constante y sin gritos.
  2. Bañalo con tranquilidad: siguendo con el punto uno, ya que hayas definido una hora, haz un ritual antes de meterlo al baño, como bailar o cantar alguna canción alusiva al tema; rían, jueguen, y cuando esté adentro, no te apures en bañarlo, deja que todo fluya y diviértanse.
  3. Métete junto con él o ella: es más fácil poder controlar la situación si tú te metes con tu pequeño a la ducha y lo bañas mientras le explicas por qué necesitamos estar limpios, además se sentirá seguro contigo.
  4. Aconstumbralo desde pequeño: Si desde recién nacido lo bañamos diario, entonces a tu peque se le habrá formado el hábito. También es muy bueno que los bañemos dentro de la ducha a muy temprana edad y junto a nuestro pecho, de esa manera, sienten nuestro calor, seguridad y el agua que corre por su espalda ¡los relaja mucho!
  5. Crea rutinas: Fija una hora determinada para el baño, preferentemente que sea en la noche para que se relajen y la hora de dormir sea placentera. Las rutinas ayudan a mantener a los niños seguros porque saben qué es lo que va a continuar después y eso les crea confianza.
  6. Bañalos diariamente: este punto va de la mano con el anterior porque el hábito se crea cuando se hace algo de manera constante, y si los acostumbramos al baño diario, es muy probable que no haya pataletas ni berrinches. Habrá veces que no podrás bañarlos todos los días, pero el hábito ya está formado.

Lo importante es que disfrutemos el momento y lo hagamos de manera tranquila y ordenada. El baño es muy importante a cualquier edad, pero más aún en la niñez pues es cuando se forman hábitos y uno de ellos debe ser el aseo personal. Porque #MujerPlenaBebéFeliz

*Productos proporcionados por la marca. Mis opiniones son estrictamente personales.

2 Comentarios

  1. anabelmoor

    Totalmente de acuerdo contigo, a mi chica le encanta el baño desde pequeñita, quizá porque lo tomamos como una costumbre de siempre, yo también me meto en la bañera con ella algunas veces pero siempre disfruta hasta que le lavas la cabeza, no hay manera de lavarle la cabeza sin lágrimas y eso que en la piscina la ducho le cae el agua por la cabeza y no pasa nada…pero bueno es un momento breve, supongo que se acostumbrará con el tiempo…un abarzo! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s