Crecer duele | niño en guardería

Ayer, mi hijo ya entró a la “escuelita”. Finalmente, decidimos meterlo 4 horas en la guardería con el propósito, de que conviva con otros niños y pueda hacer más fácil la transición al kinder. Yo estaba muy emocionada; compré el cuaderno que le pidieron y lo forré con stikers de Mickey Mouse. Parecía yo quien iba a entrar a la escuela. Al día siguiente, me paré muy temprano para alistar todo. Lunch listo, ropa lista y sobre todo, nosotros listísimos para la acción. Él estaba muy contento con su nueva mochila -no tenía idea lo que le esperaba- así que salió muy feliz tomado de la mano de papá y mamá tomando fotos. Llegamos al lugar y de inmediato entramos él sintió que algo no andaba del todo bien, así que la Miss lo tomó y se lo llevó al área maternal, mientras mi marido filmaba todo (padres primerizos). Yo entregando papeles y cosas, cuando de pronto, escuché un llanto muy fuerte, y efectivamente, mi hijo se había soltado a llorar. Llegó la hora de irnos, así que rápidamente salimos para que no nos viera. Desde afuera escuchamos su llanto, y de inmediato nuestro ritmo cardíaco se aceleró y sentí un vuelco al corazón como jamás lo había sentido. Mi marido casi de inmediato se echó a llorar como niño pequeño y yo lo abracé tanto como pude. Los dos nos consolábamos diciendo que este es un gran paso para su vida.

Siempre tratamos de imaginarnos cómo sería su primer contacto en el colegio y de alguna manera, pensamos en cómo podríamos manejarlo mejor, pero nada de eso se acerca a la verdadera realidad. Por supuesto que lo primero que el corazón dice es: ve por él, está llorando, después lo regresas, pero sabemos que esto es contraproducente y lo único que lograría, es que mi hijo se sienta inseguro de abrirse al mundo, de experimentar sentimientos nuevos que le ayudarán a crecer, a madurar, a reconocerlos y saber que no hay nada de malo en ello.

Mi marido y yo hablamos de lo que sentimos cada uno y llegamos a la misma conclusión: no podemos ni debemos evitarle sufrimientos a nuestro hijo, son dolores que son parte de la vida y que vienen a modo de enseñanzas, experiencias y aprendizajes. Creo que este tipo de situaciones son momentos traumáticos que cada niño debe ir resolviendo y superando a su nivel. El papel de nosotros como padres, es que esos eventos no marquen de manera negativa la vida del niño. ¿Pero cómo podemos hacerlo? involucrándonos en el día a día con sus actividades escolares, preguntando cómo estuvo su día, qué fue lo que más le gustó y lo que menos le agradó, abrazándolo cuando lo vayamos a recoger, amándolo mucho, y por supuesto, sentirnos seguros de que él o ella, estarán bien, transmitirles seguridad a través de nosotros, no fomentando miedo, fomentando su confianza. Por eso me siento tranquila porque aunque lo escuche llorar, sé que si yo me mantengo segura, en paz y confiando, él se sentirá así, porque tenemos una conexión madre-hijo casi divina. Y sí, tiene apego a mí, es muy apegado a su mami y eso es fabuloso, no hay nada de malo en ello, lo malo sería, no dejarlo ir a la guardería por miedo de los padres.

Cada padre y madre sabe cómo enfrentar las diferentes etapas en la vida de los hijos, pero lo más importante es justo eso, enfrentarlas y no evitarlas. Queremos niños seguros, sanos, felices y mucho de ello, depende de dejarlos abrir sus alas y echarlos a volar.

6 Comentarios

    1. Mamá por siempre

      No te preocupes, mantén ese vínculo abrazando y besando a tu bebé cada vez que lo veas. Ellos son inteligentes y saben que aunque mamá está lejos, sienten el amor que les transmitimos a cada segundo. Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s