Me he encontrado en la maternidad

Definitivamente, hoy es cuando me doy cuenta que gracias a que soy madre, pude encontrar mi verdadero yo. No es que antes no supiera quien era, siempre he sabido qué quiero y hacia donde voy, pero ahora que soy madre y que tengo una responsabilidad enorme de criar un niño, me doy cuenta que he crecido como nunca en la vida. Me siento una mujer más madura emocional y espiritualmente. He hecho cosas que jamás pensé que pudiera llegar a hacer, y todo porque tengo un cargo importantísimo que debo que desarrollar lo mejor posible. El ser mamá me ha cambiado totalmente la manera en cómo miro el mundo. De hecho, he descubierto el gran placer de escribir, de contar mis experiencias, de buscar información y generar contenidos para otras mamás. He encontrado la profesión perfecta.

Una de las cosas de las que me he admirado, es que ahora soy experta en hacer decoración para fiestas infantiles, bueno no experta-experta, pero aprendí algo. Antes yo no sabía y no me gustaba nada que tuviera que ver con las manualidades. Esas cosas no eran para mí. Si necesitaba algo, iba y lo compraba ya hecho, no me tomaba la molestia de hacerlo porque simplemente me desagradaba. Pero ahora que soy mamá, tengo que hacerlo sí o sí, porque, 1: es más barato, 2: es una manera de enseñarle a mi hijo a usar sus manos, y 3: porque es más valioso y sentimental hacerlo con mis propias manos. Ahora hago casi de todo, decoraciones para fiestas, centros de mesa para bautizo, para eventos, manualidades para entretenimiento, y sólo me falta aprender a hacer disfraces para kinder 🙂

Lo que quiero decir, es que hay una evolución en mi vida. Cosas que jamás imaginé que yo pudiera hacer o pasar, las estoy realizando y pasando en estos momentos, y definitivamente, me siento muy bien. Son retos diarios los que pasamos todas las madres, a veces, retos que parecen imposibles de realizar, pero se logran. Nunca imaginé que mi gran pasión, la encontrara después de ser madre. Y no saben cómo lo agradezco.

Me he encontrado en la maternidad porque a pesar de todo el cansancio que pudiera experimentar, me siento feliz, plena, y muy comprometida con mi hijo y con lo que estoy haciendo. Seguiré aprendiendo, experimentando, cometiendo errores, corrigiéndolos, y sobre todo, seguiré creciendo y madurando en todos los sentidos de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s