1 año de edad: el recuento

Mi hijo ha crecido rapidísimo. Todo su primer año se me fue volando, aunque los primeros meses de vida para mi fueron muy complicados y parecían no tener fin, en un abrir y cerrar de ojos,  ya tiene un año tres meses. De pronto volteo para atrás y me pregunto cómo es que pasó tan rápido. A veces miro su ropita de recién nacido (guardé algunas de recuerdo) y parece increíble que esas diminutas prendas le quedaran a su cuerpecito;  hasta le quedaban grandes =O

Desde que lo tuve en mis brazos, hasta ahora que ya camina, ha habido un sin fin de cambios en él y en mí. Pero ahora me enfocaré 100{73103a2b229a4062553996070879afbe94645995a56da811b1425606b2d7d7f7} en él.

Los tres primeros meses de Mateo, fueron realmente complicados para él, porque lloraba por las noches. Tenía cólicos, pero fueron desvaneciéndose al cumplir 3 meses. También llegó con un reloj desajustado. Dormía en el día y por la noche tenía los ojos como dos focos incandescentes. Por ahí de las 4:30 am, ya pegaba los ojos, y yo igual. Conforme pasó el tiempo, ya se regularizó  su sueño, y todos fuimos más felices. Sus funciones motrices se desarrollaban normalmente. A los 4 meses, podía mantener la cabecita erguida pero por pocos segundos. A los 6 meses lograba sentarse con mi ayuda, pero se caía de lado. Yo honestamente, no traté de estimularlo más allá, ni forzarlo. Decidí respetar su tiempo, y que él lo hiciera por sí mismo en el momento en el que su cuerpo estuviera preparado. Poco a poco fue gateando, pero comenzó a gatear bien entre los 10 y 11 meses. Aún gatea ahora que ya puede caminar.

Una de las cosas que me encantaba observar, era que desde pequeñito, respondía muy bien a los estímulos. Hablarle, cantarle, acariciarlo, besarlo, ponerle música, tocar texturas, etc, es súper importante para su crecimiento. Su atención a las cosas que está haciendo, es impresionante, tiene una gran capacidad de concentración, y puedo decir que observa muy bien lo que pasa a su alrededor y lo repite casi al instante. Lo que me lleva a revisar muy bien mis acciones y las de su padre -_-

Cada bebé es diferente, pero todos nacen con grandes habilidades, por eso sí creo que el primer año de vida es bien importante para estimular todos su sentidos. Tampoco vamos a sobre impulsar sus etapas porque cada una tiene su razón de ser, y es importante respetarla. Ni tampoco es necesario llenarlo de juguetes gimnásticos, porque me parece que más hacen las manos de mami, que los juguetes de plástico.

En el tema de los pañales. Uf!, qué cosa más interesante. Los pañales de recién nacido los utilizas bien poquito tiempo, ¡pero cómo hacen falta! Gracias a la divina providencia de todos los cielos, que nosotros teníamos una muy buena dotación y no tuvimos que gastar mucho. En el trabajo de mi marido, nos hicieron un baby shower y los regalos eran puros pañales 😀 Pero nadie te dice que tu bebé puede dar “estirones”, y te das cuenta de eso cuando compras una caja llena de la misma etapa que usaba pero ahora se le sale la barriga como pistachon zig zag, así que a gastarlos lo más rápido posible.

La cosa es que quería compartirles cómo se ha desarrollado Mateo en este primer año. Y me encanta cuando ellos, tan pequeñitos, logran arrancarte carcajadas de las cosas tan curiosas que hacen. He disfrutado tanto su primer año, y ahora que ya camina, soy una mamá más despeinada que nunca.

¿Cómo ha sido el primer año de tu retoño?

¡Gracias por leer!

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s