Cuidados en el embarazo | Destacados | Embarazo

Placenta previa: qué es y qué puedes hacer

31 enero, 2018
Placenta previa: qué es y qué puedes hacer

Cuando fui a mi cuarta revisión de mi actual embarazo, es decir, a lo 4 meses, mi ginecólogo me dijo que tenía placenta previa. No pude evitar recordar cuando en mi primer embarazo también me lo detectaron, pero esa vez, yo era primeriza y no sabía a ciencia cierta a lo que me enfrentaba.

Hoy tengo más conciencia sobre este tema pues me informé con mi actual ginecóloga además de buscar información acerca de esta condición y poder tomar las debidas precauciones y sobre todo, enfrentar el tema con tranquilidad.

¿Pero, qué es la placenta previa?

La placenta previa es una condición que se presenta en 1 cada 200 embarazos y, básicamente, es que la placenta se encuentra en la posición más baja del útero cubriendo parcial o totalmente el cuello uterino. Normalmente, la placenta debe estar arriba, es decir, alejada del cuello de útero para que en el trabajo de parto, el bebé pueda salir sin dificultad, pero las mujeres que tenemos placenta previa (y esta no emigra hacia arriba durante el embarazo), corremos el riesgo de que la placenta tape el cuello y nuestro bebé no pueda nacer vía vaginal, sólo por cesarea.

Siendo honesta, lo que más puede llegar a preocuparme es que haya algún tipo de sangrado, porque el bebé al moverse empuja la placenta y puede haber desprendimientos; pero con el debido cuidado podemos evitar cualquier peligro. Más adelante de cuento cómo.

Existen tres tipos de placenta previa: 

Placenta previa completa: que cubre todo el cuello del útero y no deja ninguna salida.

Placenta previa marginal: está ubicada al borde de la entrada del cuello del útero.

Placenta previa parcial: cubre una parte del cuello del útero.

¿Existen síntomas?

A mí me la detectaron en el segundo trimestre y no he tenido más complicaciones que presión en la pelvis, como si mi bebé se recargara hacia abajo, pero el síntoma más común, es el sangrado vaginal. También la placenta previa puede ocurrir en el tercer trimestre donde hay más posibilidades de sangrado por la cercanía a la labor de parto.

Lectura recomendada  Embarazo por trimestre ¿Qué es lo que siento?

Así que si haz detectado o detectas sangrados aunque sean ligeros, llama de inmediato a tu ginecólogo para que te de indicaciones de que es lo que tienes que hacer.

Por ahora, mi ginecóloga me recomendó no caminar grandes distancias y no cargar cosas pesadas, y a menos que tuviera un sangrado, tengo que avisar para que ella me de recomendaciones.

¿Puede haber contracciones?

Sí, pero son las llamadas Braxton Hicks que son totalmente normales a partir del segundo trimestre hasta el parto. Son contracciones que ayudan a preparar al útero para la concepción. Se presentan en intervalos espaciados cuando estamos cerca de los 5 meses y van aumentando de ritmo e intensidad en el último trimestre y hasta el momento del nacimiento del bebé.

Yo ya puedo sentir las contracciones cuando se me pone la panza dura, y al cabo de unos segundos, regresa a la normalidad. Sólo si la contracción viene acompañada de cólicos como si nos fuera a bajar, entonces es momento de llamar al médico pues eso podría ser indicación de parto prematuro si además hay sangrado y este es abundante e incontrolable.

Tener placenta previa en sí, no es un indicador de parto prematuro o peligro inminente, pero si se acompaña de contracción, más cólico tipo menstrual y más sangrado, entonces nunca dudar en acudir de inmediato al hospital.

Hasta ahora no he tenido ningún tipo de sangrado, sólo en un par de ocasiones tuve molestia como si me fuera a llegar la regla, entonces tengo que tomar reposo para que el útero se relaje.

¿Puedo dejar de tener placenta previa en algun punto del embarazo?

Sí, por lo general emigra hacia arriba conforme va avanzando nuestro embarazo. De mi primer hijo me detectaron placenta previa también, y alrededor del séptimo mes, ya estaba en su lugar.

Algunas veces la placenta previa se presenta durante todo el embarazo y es necesario estar en revisión constante llegando al tercer trimestre si es que no a emigrado hacia arriba. ¿Por qué? puede haber desprendimiento de placenta, y por ende, sangrado abundante o emorragia inclusive después del parto.

Lectura recomendada  Por qué es importante mantener los juguetes limpios en la etapa oral

¿Por qué ocurre?

No se sabe a ciencia cierta, pero hay indicativos de que podría ser porque:

  • El embarazo se dió después de los 36
  • Hay cirugías pélvicas o de útero
  • Se tiene más de un hijo
  • Gemelos o más de dos
  • Fumar o drogarse

La verdad es que yo ni fumo, ni me drogo, ni había tenido ningún tipo de cirugía cuando tuve a mi primer hijo y me detectaron placenta previa, tenía 32 años y cero hijos. Lo que sí pasa es que una vez que tuviste placenta previa, es muy probable que la vuelvas a tener, como yo.

¿Qué puedo hacer si tengo placenta previa?

Mi ginecóloga me dijo que lo más importante era estar alerta al más mínimo sangrado, además de no hacer demasiados esfuerzos o caminar grandes distancias. También nos recomendó no tener relaciones sexuales de momento hasta que todo esté en orden y no hacer ningún tipo de examen vaginal.

Personalmente recomiendo no entrar en pánico y mantenernos relajadas, tranquilas y serenas. Sí, puede ser que por esta condición lleguemos a tener cesarea como me comentó mi ginecóloga, pero con todos los cuidados y si se dan las condiciones necesarias, principalmente, la migración de la placenta, entonces sí podemos tener un parto natural sin problemas. De cualquier manera, lo más importante es el bienestar de mamá y bebé, así que mi nena tendrá que llegar como deba hacerlo.

Te recomiendo buscar grupos de apoyo en caso de que sientas que estás muy preocupada o estresada por tener esta condición. Estamos más vulnerables y sensibles en esta etapa que a veces necesitamos apoyo y comprensión de la gente a nuestro alrededor.

Comparte esta información si sientes que es de utilidad para otra mami que está pasando por la misma situación 🙂

 

Photo credit: Mel Elías on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *